Facultad de Ciencias Humanas

Valores y Princicpios

VALORES:

Los egresados del Programa se forman de acuerdo con valores éticos y morales que les permitan el ejercicio de su profesión, el desarrollo de su condición humana y de la ciudadanía, en términos del respeto a lo público y privado, la solidaridad, la integralidad humana, la caridad, el servicio sin interés y sobretodo su compromiso con la familia y la sociedad.


PRINCIPIOS:

1. Autonomía: Se asume desde dos perspectivas: una administrativa y otra académica. La primera se manifiesta en la elección democrática de su director, coordinadores, docentes, monitores y representantes a los distintos comités que lo integran y se rige por los estatutos institucionales y las normas legales de la Educación Superior. La segunda se expresa en la construcción y actualización de su plan de estudios, la definición de sus áreas y líneas de investigación, la organización y ejecución de eventos académicos y culturales, la formulación de su portafolio de servicios y de sus políticas de internacionalización.

2. Formación Integral: Es una unidad conceptual compleja integrada por dos dimensiones: la académica y la humana. La primera involucra los procesos académicos en los que se ofrecen las herramientas teórico-metodológicas y las concepciones epistemológicas propias de la Lingüística y la Literatura junto con el desarrollo de un espíritu crítico-investigativo. La segunda propende por la asunción de un criterio ético-profesional: un compromiso social y una intención de responder a ciertos intereses y necesidades académico-investigativas y culturales. Estas dimensiones se sintetizan en la formación de personas autónomas, capaces de construir un proyecto de vida valioso y de llevarlo libremente a la práctica.

3. Ética: El Programa de Lingüística y Literatura promueve entre sus miembros el actuar de acuerdo con las normas y los principios de su ámbito interno y externo. En este sentido, enfatiza en la prevalencia de la honestidad, de la transparencia y el respeto por lo público; así mismo, garantiza la calidad de la producción, la difusión y el uso del conocimiento, en concordancia con las leyes de propiedad intelectual y derechos de autor.

4. Pluralidad: El pluralismo es un valor irrenunciable, que se asume como un ideal al que debe aspirarse, a partir del reconocimiento de la singularidad y la diversidad. En ese sentido, y como quiera que el respeto al pluralismo y a la diversidad son parte esencial de toda cultura, por tener profundas raíces en la racionalidad humana, el Programa de Lingüística y Literatura promueve multiplicidad de escenarios donde convergen expresiones religiosas, políticas, étnicas, etc. que caracterizan el sentido institucional de lo diverso. Esta pluralidad supone la unidad construida desde la diferencia. Así, los discursos que esta variedad genera son legítimos por cuanto fortalecen una unidad discursiva e institucional de “puertas abiertas” y de pensamientos y prácticas de “desfronterización” institucional.

5. Equidad: El Programa de Lingüística y Literatura parte de la premisa según la cual pensar en un desarrollo sostenible y sustentable implica la necesidad de crear ambientes que generen igualdad de posibilidades y oportunidades a los miembros de la comunidad académica, y a cualquier ciudadano de nuestro entorno sin distingo de nacionalidad, sexo, religión, condición física, formas de pensamiento, visión del mundo, clase y etnia. Esto debe darse en todos los órdenes de naturaleza académica, administrativa, financiera y de convivencia. Igualmente, los ambientes y lenguajes serán propiciadores de igualdad en las oportunidades y toma de decisiones.

Leído 106 veces Modificado por última vez el Miércoles, 25 Noviembre 2020 12:10